Invisible 6 y Qubo Wall se instalaron en una amplia superficie de venta de unos 600 m². El diseño sencillo de Invisible se integra perfectamente en el entorno y permite reposicionar los expositores de productos sin esfuerzo. Para este proyecto, Qubo Wall no se fijó a la pared, sino entre el suelo y el techo. Así, el sistema destaca de la pared y crea una presentación flotante del producto.

    Montaje de tienda
    Kunze GmbH
    Arquitectura
    Blocher Partners