Ein Raum mit hellen Büromöbeln.

Los entornos flexibles y ágiles ayudan a los equipos a organizarse para los diferentes proyectos y tareas. Dos espacios constituyen el concepto básico de la zona de oficina recién amueblada: uno para el trabajo que requiere concentración y otro para talleres ágiles. Estos dos requisitos se complementan y compiten entre sí, por ello el espacio de oficina puede adaptarse con facilidad a las necesidades cambiantes.

    Gracias a la facilidad para acceder a la electrificación en FOS, los dispositivos digitales se cargan cómodamente y la iluminación integrada proporciona a la sala un ambiente agradable.

      Arquitectura
      Toni Piskac
      Fotografía
      Mark Niedermann